CONFERENCIA SOBRE LA RESTAURACIÓN DEL CAMARÍN Y RETABLO DE NUESTRA SEÑORA DEL ROSARIO

Por Antonio MESA

Mañana sábado, a partir de las 17.30 horas, tendrá lugar una ponencia en la que se expondrán los procesos de restauración del camarín y del retablo de Nuestra Señora del Rosario, en la capilla de la imagen titular de la iglesia de Guadalupe.
La triple ponencia será realizada por los licenciados en restauración María de Haro Rivas y José Daniel Henares Paredes, que expondrán los trabajos desarrollados tanto en el retablo, como en el camarín.
Antes de dichas intervenciones, habrá una ponencia previa por parte de Antonio Mesa Priego, en la que se expondrán los trabajos de investigación durante los últimos años y que se han ido desarrollando en torno a dicho patrimonio, dando como fruto la aparición de numerosos documentos con respecto a la cofradía, la capilla y la evolución de la iglesia de Guadalupe.
En 1703 la Archicofradía del Rosario llevó a cabo la ampliación de la capilla, cuyo altar se encontraba justo delante de la actual capilla de Santo Domingo de Guzmán, teniendo el actual espacio como lugar de enterramiento o contiguo a la capilla principal. Posteriormente, en 1751 se ejecutaría la construcción del retablo en piedra de Santo Domingo de Guzmán, con la cesión del antiguo espacio de la capilla del Rosario por su Archicofradía.
Con la ampliación de la capilla, se llevó a cabo la construcción del retablo de la imagen titular de Nuestra Señora del Rosario, asignando el contrato de hechura al imaginero de Antequera Francisco de Asensio Carrizo, cuya obra concluiría en agosto del siguiente año, en madera de pino tallada.
Este retablista introdujo en la provincia de Córdoba el uso de estípites en los retablos, en concreto en 1698, en el colegio de San Roque de la capital cordobesa.
El Cabildo de la Real Archicofradía aprobó por unanimidad llevar a cabo la restauración de este retablo, culminándose el proyecto en el año 2014, cuyas obras serían ejecutadas por María de Haro Rivas, almeriense afincada en Granada, con licenciatura de Bellas Artes por la Universidad de Granada en las especialidades de Restauración Escultórica y Diseño Ambiental.
En su amplio curriculum se encuentran numerosas intervenciones en retablos, imágenes y pinturas, principalmente en Almería y Granada.
Las tres pinturas del retablo representan un Calvario, San Martín de Porres y San Vicente Ferrer, cuyas pinturas podrían fecharse en 1703, según el registro hallado en uno de los tres lienzos.
Francisco de Asensio Carrizo, además de retablista, sobresalía en sus trabajos en yeserías, formando parte de una generación familiar amplia de artistas especializados en ambas materias, con hermosos trabajos de yesería conservados.
De hecho, en el contrato de hechura del Retablo, se hace constar “la capilla que se ha labrado y está labrando”, pudiendo atribuirse las yeserías del Camarín a su persona por la cantidad de similitudes florales y mascarones típicas de sus trabajos realizados en Antequera. No obstante, no se ha podido hallar ningún documento al respecto.
Además, las yeserías doradas del interior del Camarín han sacado a la luz varios documentos escondidos tras los espejos que conforman una serie de cuentas diarias de los frailes dominicos, fechadas en 1690, y en las que narran el consumo de alimentos y precios de la comunidad dominica.
Dichos trabajos de restauración han sido ejecutados por la empresa de José Daniel Henares Paredes (CECORE), un lucentino que desarrolló su licenciatura en Conservación y Restauración de obras de arte en la Universidad de Sevilla. Su amplio curriculum se ha centrado, principalmente, en las ciudades de Sevilla, Granada y Lucena, dándose la particularidad de desarrollar su trabajo y cariño como vestidor de la Imagen de la Virgen del Rosario de Baena, desde hace más de una década.
Esta última intervención sería aprobada por el Cabildo por unanimidad, desarrollándose durante el verano del 2017 y cuyas yeserías han recuperado el esplendor de su obra original.
El coste total de ambas intervenciones ha ascendido a unos 45.000 euros, en la que la Real Archicofradía ha sufragado la mayor parte, junto con la colaboración del M.I. Ayuntamiento de Baena, la Parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe, y la Caja Rural de Baena.

La imagen puede contener: una persona, texto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *