ANFITEATRO

Torreparedones son en realidad tres miradores.

Desde su atalaya se oyen de Baena sus tambores.
Por Poniente se ven los olivares y la vega del Guadajoz
difuminada.
Hacia el Sur la Fuente romana y las espadas.

La vida surge de sus piedras,
el Anfiteatro deja de ser quimera,
y debería ser tomado por bandera.

Su conquista será para Torreparedones
nueva primavera.

José Javier Rodríguez Alcaide

La imagen puede contener: personas de pie y exterior

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *