UN POEMA DE JULIÁN HERRANZ, DIEZ AÑOS DESPUÉS DE SU PROCLAMACIÓN COMO CARDENAL DE LA IGLESIA

Mañana se cumplen diez años de la proclamación del baenense Julián Herranz Casado como cardenal. Juan Pablo II le otorgó esta gran distinción a este especialista en derecho canónico, el mismo Papa que hace 25 años santificó a Domingo de Henares. 
Publicamos, a continuación, un poema del religioso baenense incluido en su libro «Atajos del silencio», que se publicó en 2004.

OTOÑO
Sinfonía de colores
en las laderas de hayas
hojas verdes y amarillas,
hojas de rojo escarlata:
canto del cisne en silencio
del verano que se marcha.
Aire fresco y transparente,
mirada lejana y clara.
El crepúsculo ha encendido
un cielo de nubes bajas.
Hora de desprendimientos,
de dejar desnuda el alma
de tantas hojas caducas
de tanta esperanza vana.

San Felice d’Ocre, octubre de 1978.

Atajos del silencio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.